sábado, 27 de septiembre de 2008

Benedicto XVI alienta a proclamar "con integridad" la fe a obispos uruguayos

En su discurso a los obispos de la Conferencia Episcopal Uruguaya (CEU), el Papa Benedicto XVI los alentó a enseñar "la fe de la Iglesia en su integridad, con la valentía y la persuasión propias de quien vive de ella y para ella, sin renunciar a proclamar explícitamente los valores morales de la doctrina católica".

VEA esta nota completa

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

La Madonna del Sendero



En la esquina de Euclid y Foothil Boulevards en Upland, California, U.S.A. se levanta la estatua de una mujer pionera. Se le ve avanzando firme, con un bebé en su brazo izquierdo y un rifle en el derecho. También se ve un niño aferrándose a sus faldas, pidiendo protección.

Con una altura de aproximadamente 3 metros en total, levantada sobre una base de dos metros y medio, la imponente estatua plasmada en granito representa la formidable tenacidad que se asentó en las grandes llanuras y la Costa Oeste. Pero es el carácter plasmado en la cara de la mujer lo que verdaderamente captura la atención. Es la cara bondadosa y sincera de una mujer que acepta sus responsabilidades y las enfrenta, confiando en Dios.

La “Madonna del Sendero” (Madonna of the Trail) se le llama a esta estatua. Y pensaba en ella mientras leía todos los vituperios que lanzaban los demócratas y sus aliados a Sarah Palin en los medios de comunicación. Las tergiversaciones en su historial, la ridiculización de su formación y los ataques descarados a su familia han alcanzado proporciones increíbles. Las diferencias entre la gestión y el presupuesto de su gestión de comisionada de seguridad las comparan con el escándalo de “Watergate”. Bill Maner, comentarista de corte liberal ridiculiza a su hijo que tiene síndrome de down. El mismo senador Obama ha insinuado que la Gobernadora Palin es una “marrana”. Lo niega, por supuesto, pero su audiencia liberal sin lugar a dudas tomó su comentario como una referencia a la Gobernadora, una impresión que no corrigió en el momento preciso.
¿Qué tiene esta valiente mujer que hace que la Izquierda la encuentre tan peligrosa como para tratar de destruirla a toda costa? Así es la política, se podría repetir por enésima vez. Estoy seguro que la campaña de Obama y el Partido Demócrata, apoyados por sus amigos de los medios de comunicación liberales, creen que si pueden destruir la reputación de esta popular gobernadora, acabarán con la postulación de John McCain a la presidencia. Probablemente, están en lo correcto. La idea de manejar no sólo la Cámara de Representantes y el Senado sino también la Casa Blanca, les hace “agua la boca”.

Pero todavía hay más. Parece que las feministas radicales están muy conflictuadas con el éxito de la Gobernadora Palin. Lo más sintomático son las reacciones de dos de sus estrellas mediáticas, las conductoras de “talk shows”, Ophra Winfrey y Whoopi Goldberg. Oprah detesta tanto a Palin que finge que no existe. La posición de Whoopi de “The View” es simplemente desconcertante. Por un lado, no deja de hablar de Palin diciendo cosas como “¡Dio un discurso realmente asombroso, muy enérgico! Es una chica ruda y linda, y es una mamá y todas aquellas cosas maravillosas que deberíamos estar festejando, la primera vez que pienso que hemos celebrado todas estas cosas en una mujer”. Pero por otro lado, describe a Palin de forma muy siniestra como “una mujer muy peligrosa”.

¿Peligrosa? Se preguntarán, ¿Qué amenaza representa Sarah Palin? ¿Para quién?
La bella y brillante gobernadora de Alaska cuenta con una carrera política exitosa, un amoroso (y fiel) esposo, y una familia grande y hermosa. Ella parece ser la validación viviente del sueño feminista: es posible tenerlo todo. Casi desesperadamente, las feministas tienen la esperanza de alcanzar a ver algo de ellas mismas, sólo para descubrir con horror que Sarah Palin no es una de ellas. Palin, más bien, es una genuina creadora de la “Cultura de la Vida”

Primero, Palin amenaza la imagen que las feministas radicales tienen de sí mismas. Las feministas dicen que las mujeres jóvenes podrían tenerlo todo: profesión, matrimonio y familia, en el momento y en los términos que deseen. Sin embargo, la realidad las contradice. Tarde muy tarde, ellas se dan cuenta que la dedicación completa a una carrera profesional que se supone las independizaría, finalmente las atrapa y esclaviza. O que la convivencia con un enamorado con el que se debieron casar, terminó cuando éste las abandonó por otra más joven. Demasiado tarde también se dieron cuenta que los cuerpos de sus pequeños bebés fueron destruidos en clínicas de aborto,
En este contexto de desilusión y para empeorar las cosas, aparece la bella y brillante gobernadora de Alaska, que cuenta con una carrera política exitosa, un amoroso (y fiel) esposo, y una familia grande y hermosa. Ella parece ser la validación viviente del sueño feminista: es posible tenerlo todo. Casi desesperadamente miran a través del espejo de su alma, con la esperanza de alcanzar a ver algo de ellas mismas, sólo para descubrir con horror que Sarah Palin no es una de ellas. Palin, más bien, es una genuina creadora de la “Cultura de la Vida”, que entre otras cosas evitó un aborto para dar a luz un niño con síndrome de down. Es una defensora del matrimonio tradicional, una creyente practicante y una conservadora en lo fiscal, que cree en el gobierno local, y es miembro activo de la “National Rifle Association” (Asociación Nacional del Rifle.)
No extraña que las feministas se sientan furiosas y traicionadas.
Pero Palin no solamente es una amenaza para la imagen de las feministas radicales. Ella también es una grave amenaza para todo el movimiento pro aborto y principalmente para el futuro del Partido Demócrata. Después de todo, si es elegida como Vice-Presidenta, se convertirá en un modelo para la generación de mujeres jóvenes. Podría ser el mayor contratiempo para un movimiento que ya está encontrando dificultades para atraer adherentes jóvenes. Amenaza también para un partido político que cuenta con feministas como tropa de infantería. Precisamente, es “peligrosa” porque redefine el significado de la femineidad lejos del tipo feminista radical y lo devuelve encarnando la verdadera feminidad.
Solía haber muchas mujeres así en Norteamérica. La clase de mujeres que cruzaron las grandes llanuras llevando un bebé en una mano y un rifle en la otra. Estas fueron las mujeres que crecieron en la frontera para convertirse en adultas fuertes, capaces de disparar a un venado con la misma facilidad con la que cambiaban un pañal. Mujeres que colocaron a la familia primero y sabían que a cambio serían siempre las primeras en los corazones de sus esposos e hijos. Mujeres que se empeñaron en la construcción de iglesias y colegios tanto como en abrir asociaciones benéficas y hospitales.
Pero ustedes dirán que hoy no tenemos este tipo de frontera, que hace más de cien años se colonizó Estados Unidos de un extremo a otro de Norteamérica, desde el Atlántico hasta el Pacífico. Aquel capítulo de la historia norteamericana es un libro cerrado, y podría decirse que las maravillosas y resilientes mujeres que la poblaron no son más que polvo y recuerdos.

Bueno, ahora con Palin, no del todo.Resulta que actualmente existe todavía una frontera más desde el año 48, hacia el norte y noroeste. ¿Dónde más podría una jovencita llamada Sarah despertarse a las 3 a.m. para acompañar a su papi a cazar alces, desarrollando un gusto por las hamburguesas de alce o viajar en trineo a través de los agrestes nevados? De Alaska, la frontera final de Norteamérica, llega una mujer valiente y determinada, que parece tener tanto un espíritu absolutamente pionero, y muchas agallas, como nuestros antepasados.
Doce estatuas de la “Madona del Sendero” adornan los pueblos de los caminos que llevaron a nuestros ancestros al Oeste. Pero sugiero que podemos añadir una más. La plaza municipal de Wasilla, Alaska, me parece sería el sitio perfecto.

Steven W. Mosher es el Presidente de Population Research Institute, y el autor de “Population Control: Real Costs and Illusory Benefits.”

Steve Mosher es el Presidente del Instituto de Investigación en Población (Population Research Institute), una organización sin fines de lucro dedicada a desmontar la falacia de la sobrepoblación en el mundo.
(c) 2008 Population Research Institute.
Permiso para reproducir concedido. Redistribución de forma extendida. Los créditos son necesarios.

Para suscribirse a la versión en español del Informe Semanal envíe un correo electrónico a:
boletin@lapop.org

Nada de lo escrito aquí debe ser interpretado como un intento de ayudar u obstaculizar la aprobación de un proyecto de ley en el Congreso.
El Instituto de Investigación en Población (Population Research Institute) está dedicado a terminar con los abusos contra los derechos humanos cometidos en nombre de la planificación familiar y acabar con los contraproducentes paradigmas sociales y económicos derivados de la falacia de la "sobrepoblación".

En América Latina puede contactarse con:
Carlos Polo Samaniego
Director de la Oficina de América Latina
Correo Electrónico: carlospolo@lapop.org
Teléfono: (511) 7196147

© Copyright 2006-2008 lapop.org. Todos los derechos reservados.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

lunes, 22 de septiembre de 2008

"Myriam… ¿por qué lloras?" – Un libro sobre el síndrome post-aborto


Experiencias de mujeres tras el aborto, redactado por Pius Stössel por encargo de la Fundación "Si a la Vida" región del Este de Suiza.

El Foro de Vida y Familia presentará el próximo 7 de octubre a las 18,30hs, en el Colegio Del Carmen, Paraguay 1766 el libro "Myriam… ¿por qué lloras?”
Su publicación en Argentina fue encomendada al "Foro de Vida y Familia".La presentación del libro estará a cargo del Obispo Castrense Emérito, Monseñor Antonio Baseotto y por el director del Instituto de Bioética de la UCA, P. Mgt. Alberto Bochatey OSA, junto a profesionales.
El libro primero en la temática que aborda, ha sido editado hasta la fecha en 17 idiomas. En él se recopila el relato de mujeres que han abortado, y el testimonio sobre síndrome post-aborto de médicos y psicólogos.
La Fundación "Si a la Vida", de Suiza dirige un puesto de socorro para mujeres embarazadas que se encuentran en apuros y para madres solteras, ofreciéndoles ayuda. Conocedora de las lesiones psíquicas y corporales, que sobrellevan las mujeres después de un aborto encargó al Sr. Stössel la redacción del libro.

Más información: http://www.forovidafamilia.com.ar/
Un envío de Virginia Mazza

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

domingo, 21 de septiembre de 2008

La Biblia no es saber popular



Reflexiones a partir de la nota del Lic. Prof. Carlos Víctor Zalazar titulada “Cuando la Biblia se hace saber popular…” sobre el pensamiento del Pbro. Ariel Álvarez Valdés que se publica en esta edición de Diario7.
Una mirada desde la “fe del carbonero”.


Por Juan Carlos Sánchez
LEA esta nota completa

21 Set 08

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

La Biblia no es saber popular


Reflexiones a partir de la nota del Lic. Prof. Carlos Víctor Zalazar titulada “Cuando la Biblia se hace saber popular…” sobre el pensamiento del Pbro. Ariel Álvarez Valdés que se publica en esta edición de Diario7.
Una mirada desde la “fe del carbonero”.


Por Juan Carlos Sánchez
LEA esta nota completa

21 Set 08

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

sábado, 20 de septiembre de 2008

Mariotto, despertate de la siesta


La TV no solo es porno, sino que estafa a los televidentes.Llamá, y ellos ganan...Escriba al COMFER, hágase cargo, Ud. es ciudadano.

VER la nota completa

¿Corrupción en los organismos de control?

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Derecho a cristiana sepultura de los niños por nacer

El concejal Santiago Saín, del Bloque Participación Vecinal, presentó en el Concejo Deliberante de la ciudad de San Luis, al que él pertenece y que preside Oscar Adolfo Di Sisto, un original proyecto de ordenanza que no tiene antecedentes legislativos en la Argentina.

El proyecto propone, en primer lugar, que la ciudad se adhiera a la ley provincial por la que se declara el 25 de marzo como "Día de los Derechos del Niño por Nacer".


LEER esta nota completa


Aunque a Marta Fassino no le guste, entronizaron en Rosario una imagen de María Auxiliadora

La Concejal santafesina y socialista Marta Fassino, más socialista que los socialistas, más que el Intendente socialista de Rosario Miguel Lifchitz bien podría reflexionar sus futuras propuestas legislativas.
Mons. Pedro Ronchino destacó la presencia de las autoridades municipales, alumnos, jóvenes y fieles.

VER esta nota completa


Urgente: Ricardo Canaletti necesita un desagote de pozo negro y gárgaras con lavandina

Es un ejemplo clásico de anastomosis rectoanocefálica.
Escucharlo perorar intentando explicar el frustrado homicidio de un nascituro en Mendoza demuestra la urgencia del caso.


Por Juan Carlos Sánchez

Leer la nota completa


Suscripción a ed.dia7@gmail.com

lunes, 15 de septiembre de 2008

En España la ley del aborto amenaza a los médicos objetores de conciencia


Más del 90 por ciento de los profesionales de la medicina se niegan a practicar interrupciones del embarazo y quienes son contrarios a esta práctica aseguran que el Gobierno pretende meterles en «guetos» con su registro

Por Rosa Serrano

domingo, 14 de septiembre de 2008

Benedicto XVI condenó la “pagana pasión por el poder y el dinero”



Más de 260.000 fieles acudieron ayer en París a la misa que ofició el Papa Benedicto XVI en la explanada entre Les Invalides y el Siena, en el corazón de la capital francesa, donde alertó contra "la pagana pasión por el poder y el dinero" y la adoración de falsos ídolos como raíces del mal.

Ver Nota Completa

"El Verdadero Amor libre"


Página Católica lo invita a escuchar la Liturgia de la Palabra en las Vísperas del XXIII Domingo del Tiempo Ordinario.

Predicado por Mons. José Torquiaro

ESCUCHAR haciendo clic en este link

Visite nuestro Blog: http://pagina-catolica.blogspot.com/

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

sábado, 13 de septiembre de 2008

Por el perdón a la paz


El verdadero perdón supone reconciliación y conversión a la vez; o sea, esfuerzo del ofendido y del ofensor por superar el mal causado y recibido por la ofensa.24º domingo ordinario / 14 sept. 2008

Por el P. Jesús Alvarez, ssp


Pedro se acercó a Jesús preguntándole: - Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas de mi hermano? ¿Hasta siete veces? Jesús le contestó: - No te digo siete, sino setenta veces siete. Aprendan algo sobre el Reino de los Cielos. Un rey había decidido arreglar cuentas con sus empleados, y para empezar, le trajeron a uno que le deba diez mil monedas de oro. Y puesto que no tenía con qué pagar, el rey ordenó que fuera vendido como esclavo, junto con su mujer, sus hijos y todo cuanto poseía, para así recobrar algo. El empleado, entonces, se arrojó a los pies del rey, suplicándole: «Dame un poco de tiempo, y yo te lo pagaré todo.» El rey se compadeció y lo dejó libre; más todavía, le perdonó la deuda. Pero apenas salió el empleado de la presencia del rey, se encontró con uno de sus compañeros que le debía cien monedas. Lo agarró del cuello y casi lo ahogaba, gritándole: «Págame lo que me debes.» El compañero se echó a sus pies y le rogaba: «Dame un poco de tiempo, y yo te lo pagaré todo.» Pero el otro no aceptó, sino que lo mandó a la cárcel hasta que le pagara toda la deuda. Los compañeros, testigos de esta escena, quedaron muy molestos y fueron a contárselo todo a su señor. Entonces el señor lo hizo llamar y le dijo: «Siervo miserable, yo te perdoné toda la deuda cuando me lo suplicaste. ¿No debías también tú tener compasión de tu compañero como yo tuve compasión de ti?» Y hasta tal punto se enojó el señor, que lo puso en manos de los verdugos, hasta que pagara toda la deuda. Y Jesús añadió: - Lo mismo hará mi Padre Celestial con ustedes, si cada cual no perdona de corazón a su hermano.
Mt. 18, 21-35.

Jesús nos pide que perdonemos sin límites: setenta veces siete. Sabe que el perdón devuelve la paz al corazón del ofendido y del ofensor, al hogar, a la sociedad, al mundo. El verdadero perdón restablece la relación fraternal y el amor mutuo entre los hijos de Dios, y la relación filial con el mismo Dios Padre de todos, que perdona sin condiciones –setecientas veces setenta- a quien de veras quiere y busca el perdón.
El verdadero perdón supone reconciliación y conversión a la vez; o sea, esfuerzo del ofendido y del ofensor por superar el mal causado y recibido por la ofensa. La reconciliación y la conversión son la única solución de la gran mayoría de los problemas y heridas en la convivencia diaria: en la familia, en el trabajo, entre amigos, en la Iglesia, el la sociedad, en el mundo.
El cristiano no exige que le pidan perdón, sino que ofrece el perdón, como hizo Cristo Jesús, que fue más allá: pidió perdón incluso para sus enemigos que lo crucificaban. Y lo mismo tiene que hacer el cristiano. Nuestra deuda con Dios es inmensamente superior a la deuda del prójimo con nosotros
El perdón ofrecido es una de los mayores gestos de amor al prójimo y a Dios –padre del ofensor y del ofendido -, y a la vez garantía del perdón de Dios: “Perdónanos como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”. Con el perdón la relación humana se convierte en relación salvífica.
Quien busca el perdón de Dios, pero no perdona a su prójimo, no merece perdón: es como el servidor del Evangelio que no quiso perdonar a su compañero una deuda mínima; y por eso mismo Dios le retira el perdón de su enorme deuda.
Perdonar no es olvidar; es voluntad de no tomar revanchas contra el ofensor, sino desearle el bien, y llegar a pedirle a Dios perdón, paz y salvación para él, e incluso ofrecer la vida por él, cuando Dios la pida. Las heridas profundas no se pueden olvidar, porque dejan señal. Perdonar es no irritarlas ni desgarrarlas.
Que el Padre nos conceda la gracia y el gozo de perdonar setenta veces siete, y sentirnos perdonados por él y por el prójimo, en especial por los de casa.

Eclesiástico 27, 30--28, 7
El rencor y la ira son abominables, y ambas cosas son patrimonio del pecador. El hombre vengativo sufrirá la venganza del Señor, que llevará cuenta exacta de todos sus pecados. Perdona el agravio a tu prójimo y entonces, cuando ores, serán absueltos tus pecados. Si un hombre mantiene su enojo contra otro, ¿cómo pretende que el Señor lo sane? No tiene piedad de un hombre semejante a él, ¡y se atreve a implorar perdón por sus pecados! Él, un simple mortal, guarda rencor: ¿quién le perdonará sus pecados? Acuérdate del fin, y deja de odiar; piensa en la corrupción y en la muerte, y sé fiel a los mandamientos; acuérdate de los mandamientos, y no guardes rencor a tu prójimo; piensa en la Alianza del Altísimo, y pasa por alto la ofensa.

El rencor y la ira son fruto del orgullo, que nos hace creernos superiores y mejores, con derecho a un trato de privilegio y al maltrato del prójimo. El rencor y la ira dan como fruto la venganza, que puede terminar en espiral de violencia.
El único justo, Jesús, pidió perdón para sus mismos asesinos y murió para merecernos a cada uno el perdón de Dios. ¿Con qué cara nos dirigiremos a él pidiéndole perdón si no sabemos perdonar al prójimo? Con Jesús debemos suplicar ante las ofensas: “Perdónales, Padre, porque no saben lo que hacen”, pero añadiendo: “Y perdóname también a mí, porque muchas veces tampoco yo sé lo que hago”.
El ofensor puede estar arrepentido y desear el perdón, pero puede no tener valor para manifestar su arrepentimiento y el deseo de perdón. Descubramos en los gestos y las actitudes el deseo de ser perdonado. Y respondamos gozosos perdonando.
Para hacernos más fácil el perdonar, recordemos el perdón que tantas veces nos ha concedido Dios y el perdón que tantas otras veces necesitaremos.
Pero perdonar no significa que uno debe continuar exponiéndose a las ofensas, sino que al perdón concedido debe corresponder una conversión del ofensor, con su esfuerzo sincero para evitar más ofensas. Y si no lo hace, hay que esquivarlo y no darle ocasión a nuevas ofensas, pues puede llegar a sentirse con derecho a ofender.
El perdón es el único camino eficaz para la paz consigo mismo, con el prójimo y con Dios. El perdón a sí mismo y al prójimo son fuente de paz y de salud síquica e incluso física.

Romanos 14, 7-93
Hermanos: Ninguno de nosotros vive para sí, ni tampoco muere para sí. Si vivimos, vivimos para el Señor, y si morimos, morimos para el Señor: tanto en la vida como en la muerte, pertenecemos al Señor. Porque Cristo murió y resucitó para ser Señor de los vivos y de los muertos.
Las discrepancias, conflictos, ofensas, tensiones, rencores..., se minimizan y relativizan ante la convicción de que todo puede adquirir valor de vida, salvación y felicidad en la unión viva con Cristo resucitado, en quien y para quien vivimos, morimos y resucitamos, pues él nos compró con su muerte y nos dio vida con su resurrección.
La pertenencia afectiva y efectiva a Cristo en la vida y en la muerte, que es la puerta de la resurrección, está por encima de todas las vicisitudes de la vida, pues “todo contribuye al bien de los que aman a Dios”. ¡Qué gran paz debe darnos esta realidad!


Infórmese en http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Los jóvenes, "centinelas del mañana"



Ante todo para ellos, que deben cuidarse de no ser destinatarios pasivos de todo lo que les presentan, ni víctimas de falsos liderazgos que los instrumentalizan.

Por Mons. José María ArancedoArzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz

El mes de Septiembre, mes de la primavera, es también el Mes de la Juventud. La juventud es sinónimo de vida, de proyectos y de esperanza. No es posible hablar de ella sin pensar en el futuro; en ella hay algo que está naciendo en cada una de sus opciones. El Papa Juan Pablo II, al referirse a los jóvenes, les decía que ellos están llamados a ser los: “centinelas del mañana”. Qué linda imagen, pero cuánto compromiso encierra esto para los jóvenes, y también para la sociedad.

Ante todo para ellos, que deben cuidarse de no ser destinatarios pasivos de todo lo que les presentan, ni víctimas de falsos liderazgos que los instrumentalizan; por el contrario, deben convertirse en protagonistas de su futuro a partir de sus propias opciones e ideales. Esto implica tener un horizonte de valores y metas que orienten su vida, junto a una actitud crítica que les permita tomar distancia de aquello que no esté en línea con sus ideales. Aparecida dice que los jóvenes: “Tienen capacidad para oponerse a las falsas ilusiones de felicidad y a los paraísos engañosos de la droga, el placer, el alcohol y todas las formas de violencia” (Ap. 442). Desgraciadamente viven en un mundo manejado por adultos con la sola preocupación de ganancia económica. Incluiría en este panorama el avance de una cultura del juego, que crece con la aceptación sin discernimiento de los responsables del bien común.

Por ello que es también responsabilidad de la sociedad, desde sus estructuras sociales y educativas como políticas y medios de comunicación, crear las condiciones de un ámbito cultural que permita un desarrollo integral de los jóvenes. En esto ocupa un lugar destacado la ejemplaridad del adulto que, con su presencia y testimonio de vida, es la mejor escuela y universidad para ellos. Es lamentable ver el éxito junto al acompañamiento comercial de programas de nuestra televisión, al que todos llaman basura pero nadie con autoridad política se siente responsable de poner límites. Esto nos habla de un país que presenta, lo digo con dolor y me incluyo, un déficit cultural como una falta de responsabilidad en su dirigencia. A pesar de ello, sin embargo, es posible pensar desde los jóvenes un mundo nuevo.

Este era el mensaje que Juan Pablo II le repetía a los jóvenes, “tenemos que crear un mundo nuevo”, les decía, al que él llamaba la civilización del amor. Un mundo que se aparte de la mentira y la violencia, del egoísmo y la injusticia, de la droga y el negociado; un mundo, agregaba, que crezca en la búsqueda de la verdad y el compromiso con el bien, que se exprese en lazos de solidaridad y de amistad para vivir la alegría del don de la vida. Este mundo es posible, queridos jóvenes, porque es el mundo que nos predicó Jesucristo. El nos llama para ser sus protagonistas y creadores. Que este Mes de la Juventud sea el comienzo de algo nuevo en el corazón de ustedes, que es el único camino para un cambio real y en paz de la sociedad.

Reciban de su Obispo junto a mi afecto y oraciones, mi bendición en el Señor Jesús y en Nuestra Madre de Guadalupe.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Compartiendo el Evangelio: Exaltación de la Santa Cruz




¡Tanto le costó al Señor salvarnos, que no tenemos derecho a despreciar la Gracia que Dios ha vertido sobre nosotros!

Reflexión de Mons. Rubén Oscar Frassia


Domingo 14 de Septiembre de 2008
Solemnidad de la Exaltación de la Santísima Cruz
Evangelio según San Juan 3, 13 – 17


Para recordar:
En este día se realiza la Colecta Nacional Más por Menos. Seamos generosos dentro de nuestras realidades y posibilidades, para poder ayudar a otro pobre que más necesita. Con la oración, con el sustento y con la ayuda material, ayudemos con generosidad a los demás que también son como nosotros o más pobres que nosotros.


Evangelio: La cruz es un signo de victoria, no de derrota.

El misterio de la salvación es el misterio de la cruz, porque por su crucifixión, muerte y resurrección, Cristo nos ha redimido, nos ha salvado, nos ha rescatado del pecado y de la muerte. Por eso, cuando miramos a la cruz la veneramos, o el Viernes Santo la adoramos, porque la salvación nos viene de Cristo en la cruz.

Es algo muy fuerte, porque en la cruz Jesús consumó su entrega, consumó su ofrecimiento para rescatarnos, para purificarnos, para perdonarnos, para hacernos nuevos: de un “miembro muerto”, por así decir, hacernos miembros vivos en la Iglesia.

La salvación viene de arriba, del cielo, porque esa es la realidad de la participación. Dios ha creado al mundo, Dios Padre nos ha creado a nosotros, Cristo nos ha redimido y el Espíritu Santo nos ha santificado. La Santísima Trinidad está presente en cada uno de nosotros, en lo pueblos que peregrinan en este mundo, y la historia se va iluminando para llevarnos al encuentro definitivo con Cristo. Por eso la cruz es un signo de victoria, de salvación y no de derrota.

Decimos que el sufrimiento puede ser lo máximo en una persona. Hay sufrimientos físicos, hay sufrimientos morales, hay sufrimientos intelectuales, hay sufrimientos espirituales y hay sufrimientos que tocan lo profundo del ser humano, es decir el todo. Y Cristo no se quiso privar de este sufrimiento: El se entrega y asume el pecado de los demás. Carga sobre sí el pecado de los hombres, para que ese pecado se convierta en gracia y en amistad divina.

¡No nos acostumbremos a la cruz!

¡No nos acostumbremos a que todo sea tan fácil!

¡Por amor, El nos salvó!

¡Por amor, El se entregó!

¡Por amor, El sufrió por nosotros!

Por eso, suscita en nuestra vida gratitud, suscita agradecimiento, suscita alabanza y a la vez suscita responsabilidad. ¡Tanto le costó al Señor salvarnos, que no tenemos derecho a despreciar la Gracia que Dios ha vertido sobre nosotros!

En el sufrimiento hay dos personas muy unidas: Cristo y la Virgen. Y el demonio se “muerde de rabia” con Cristo y con María, porque en ellos no encuentra materia para tentar y oprimir ni siquiera aún hasta el sufrimiento. Por eso es importante saber que el sufrimiento te quebranta o te hace más flexible. Hay gente que es quebrantada ante la presencia del sufrimiento; pero también hay gente que ante el sufrimiento y el dolor se convierte en fuerza de salvación.

Pidamos a la Santísima Cruz que nos de fuerza para vivir de esta manera, con la victoria, con la esperanza, con el entusiasmo, con la luz que imana la cruz de Cristo, nuestro Redentor. Y que también sepamos ofrecer por los demás y por nosotros mismos.

Que el Señor los bendiga y que la Exaltación de la Santa Cruz los haga vivir como personas colmadas y llenas de esperanza: en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

La Exaltación de la Cruz


“En tus manos encomiendo mi espíritu, tú el Dios leal me librarás” (Sal 31)
La cruz que se eleva en el calvario es signo y realidad de la salvación eterna de toda la humanidad.


Por Mons. Marcelo Martorell

“A la manera que Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es preciso que sea levantado el Hijo del Hombre, para que todo el que creyese en él tenga la vida eterna” (Jn.3,13 )

Tanto el texto de Num.21, 4-9 como el del Evangelista San Juan 3,13-17, hacen contemplar la cruz del Señor, y al contemplarla, meditar en el inmenso misterio de la salvación del hombre y de su encuentro con la vida eterna.

La Cruz encierra el gran misterio del amor de Dios por la obra de su creación, sacar al hombre del pecado y de la muerte; haciéndonos contemplar al mismo tiempo el dolor que encierra el sufrimiento del Hijo en la Cruz… Dice el Profeta Isaías, “Muchos se espantaron de él, desfigurado no parecía un hombre… Despreciado y evitado por los hombres, como un hombre de dolores acostumbrado a sufrimientos (Is. 52,14; 53, 3) y Juan como los demás evangelistas habla en la descripción y relato de la Pasión, habla de Jesús traicionado, insultado, abofeteado, coronado de espinas, escarnecido y presentado al pueblo como un rey burlesco, condenado… Crucificado en la Cruz de Salvación.

La serpiente elevada fue signo de salvación para los judíos peregrinos en el desierto que fueron condenados por su idolatría y pecados; la cruz que se eleva en el calvario es signo y realidad de la salvación eterna de toda la humanidad, cruz que implica el dolor y el sufrimiento del Mesías, no sólo como cumplimiento de las Profecías, sino también paradojalmente como signo del inmenso amor de Dios por los hombres…

El Profeta también describe la causa de tanto sufrimiento: “Fue traspasado por nuestras rebeliones, triturado por nuestros crímenes e indica también su valor expiatorio: “nuestro castigo saludable vino sobre él, y sus cicatrices nos curaron” (Is.53,5); no falta ni siquiera el sentido de repulsa por parte de Dios “Nosotros lo estimamos herido de Dios y humillado” (Ib.4), que Jesús expresó en la cruz con el grito “Dios mío, Dios mío, ¿Porqué me has abandonado?”(Mt.27,46)

Jesús se deja conducir a la Cruz, pero también expresa libérrimamente su voluntad de ir a la muerte de cruz… “Nadie me quita la vida sino que yo la entrego libremente” (Jn.10,18) y él mismo aludiendo a su Pasión dice “Cuando yo sea elevado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí” (Jn.12,32). Todo esto demuestra que la Cruz de Cristo se halla en el centro mismo de la salvación, ya prevista en el Antiguo Testamento, no solo con la imagen de la serpiente, sino con la descripción de Isaías sobre los padecimientos del Siervo de Dios, figura del Mesías que salvaría a la humanidad, no con un triunfo terreno y poderoso, sino con el sacrificio de sí mismo.

Siendo este el camino que cada uno de nosotros debe recorrer para encontrar la salvación…” quien quiera seguirme que tome su cruz y me siga”, camino duro para los hombre, pero el mismo Cristo en los días de su vida mortal y a gritos y con lágrimas , presentó oraciones y súplicas al que podía salvarlo de tanto dolor y de la muerte “Abba Padre, tu lo puedes todo, aparta de mí este cáliz; pero no sea lo que yo quiero, sino lo que tú quieras”(Mc.14,36) Cáliz que es la Cruz, Cruz de dolores y sufrimientos; pero que nos muestra la gloria de la Resurrección y por eso gritamos ante el mundo ¡Oh Cruz gloriosa! “Tu Cruz adoramos Señor, y tu santa Resurrección alabamos y glorificamos. Por el madero de la Cruz ha vuelto la alegría al mundo entero”.

La Iglesia nos propone el mismo itinerario y tras de haber llorado la muerte del Salvador, estalla en un himno de alabanza y se postra en adoración “Tu cruz adoramos oh Señor y tu santa resurrección alabamos y glorificamos. Por el madero de la Cruz ha venido la alegría al mundo entero” ( M .R.) Y con los mismos sentimientos la liturgia nos invita a nutrirnos con la Eucaristía, que más que nunca hoy, resplandece en su realidad de memorial de la Pasión y Muerte del Señor. Resuenan las palabras del Señor: “Esto es mi cuerpo que se entrega por vosotros, haced esto en memoria mía” (Lc.22,19) y San Pablo que nos dice: “Cada vez que coméis de este pan y bebéis de este cáliz, proclamáis la muerte del Señor hasta que vuelva”(1Cor. 11,26)

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Carta a los docentes



Los titulares de diarios y noticieros cuando tratan el tema de la educación, parecen preocuparse únicamente de la violencia escolar, el estado de los edificios o los conflictos por un salario digno.

Por Mons. Jorge Lozano
Obispo de Gualeguaychú


Queridos docentes:

Antes que nada: ¡¡Feliz Día!!

Quiero aprovechar esta celebración para compartirles algunas reflexiones. Al hacerlo tengo presente la vida de muchos de ustedes.

Docentes de niños, jóvenes y adultos.

En las ciudades.

En el campo.

En lugares muy pobres donde se enseña y se aprende en las escuelas de gestión estatal y privada.

Los que se dedican a quienes tienen capacidades diferentes.

Los que recién se inician en la docencia y quienes están por jubilarse.

Los que se abocan apasionadamente a la tarea educativa y los que no sienten gran motivación.

Varones y mujeres.

Los que están gratificados en la comunidad educativa y los que viven con desaliento. Quienes con sacrificio viven lejos de su familia o andan en nuestras rutas haciendo dedo entre una escuela y otra.

En fin, quisiera en este tiempo tenerlos a todos en mi corazón de pastor y agradecerles por todo lo bueno y noble que construyen día tras día.

Los titulares de diarios y noticieros cuando tratan el tema de la educación, parecen preocuparse únicamente de la violencia escolar, el estado de los edificios o los conflictos por un salario digno. Sin duda cuestiones importantes. Poder reflexionar también acerca de la educación en su dimensión transformadora nos anima y alienta en nuestra tarea cotidiana.

Qué reconfortante es poder centrarnos como adultos docentes en el lugar de verdadero encuentro que entraña la escuela. La V Conferencia General del Episcopado de América Latina y el Caribe el año pasado en Brasil nos ilumina una vez más en su invitación a ser “discípulos y misioneros” y al emprender esta nueva etapa el encuentro con Jesucristo, nuestro Maestro, es decisivo y determinante.

¿Cómo no trasladar esa experiencia a la educación? Ella no podrá garantizarnos vínculos de amor si antes no experimentamos la belleza de este encuentro.

Hoy, como siempre, la educación es el lugar privilegiado donde podemos soñar un futuro en el que todos nos desarrollamos felices y realizados. Anhelo llamado a hacerse concreto y tangible transformando las realidades injustas.

Son las palabras enseñadas, la historia de nuestro pueblo que se relata y comparte con testimonios de vida ejemplares las que van constituyendo a nuestros niños y jóvenes en adultos comprometidos con este destino de libertad. No dudemos que también son esas palabras y testimonios las que van gestando en ellos deseos de protagonizar un futuro más justo y más fraterno.

Cuánta más atenta debe ser nuestra mirada docente cuando sabemos que esos mismos niños y jóvenes buscan modelos de vida para poder proyectarse hacia el bien común. Qué hermoso es poder constatar que muchas de sus opciones tienen íntima relación con esta transmisión. Sos catequista y misionero o misionera. Tus alumnos te miran a vos. Puede ser que “no des catequesis” pero ellos te observan y tu vida da pautas de vida. Tu sonrisa, tu comprensión, paciencia, el dar ánimo al más postergado, sanar las heridas, te hacen parecer a Jesús Maestro.

Y cuidate de dos tentaciones: el escepticismo que hunde en la mediocridad y la omnipotencia que te hace cortarte por las tuyas.

Dicen que estamos en una sociedad que padece de crisis de sentido. Y es así. Hay mucha desorientación y confusión. Como expresión de este fenómeno, observadores de distintas corrientes de la realidad social ven que la adolescencia se extiende casi hasta los 30 años. Y cuántas veces nos llegan frases como éstas: “los jóvenes son inseguros” o “no saben lo que quieren”. Pero eso es responsabilidad de los adultos.

Los “grandes” no estamos haciendo bien los deberes, pero el aplazo lo llevan “los pequeños”.

En el aula todos los días tenés a los chicos cuyos papás dicen: “no sé que hacer con mi hijo” y anhelan que vos, también de carne y hueso, hagas maravillas. A veces parece que la escuela debe ocuparse de completar todo lo que otros dejan de hacer, sea la familia, la sociedad, el Estado… Se que te duele cuando alguno de tus alumnos abandona la escuela por ir a trabajar o haber repetido varias veces; o viene a clase sin haber comido y dormido bien. ¿Llegará el día en que haya igualdad de oportunidades para todos?

Para muchos chicos y jóvenes vos sos el adulto o el joven adulto que más horas los ve por día. ¿Una cuota extra de responsabilidad para vos?

El horizonte se ve a lo lejos cuando el origen es claro. Nacemos del amor de Dios. La vida no es una casualidad, un castigo. Es un regalo de Dios.

El dolor, la decepción, el abandono que algunos han sufrido les ha hecho ver la vida como una “herida absurda”; pero cómo cambia el ánimo cuando nos sabemos amados desde siempre. Y vos, maestra - maestro, muchas veces sos la cara de la reconciliación.

Tenemos la certeza de no estar solos en esta tarea. Gracias a Dios podemos reconocer en la educación su sentido comunitario. Es un camino que no se puede transitar en solitario. La comunidad educativa —alumnos, padres, directivos, docentes, administrativos, maestranza… — nos estimula a compartir las alegrías, a animarnos cuando estamos desalentados y a renovar nuestra vocación.

Éste es un momento que requiere compromiso y responsabilidad. En nuestra Provincia se está trabajando para elaborar una nueva Ley de Educación que confiamos pueda ayudarnos mejor en la tarea cotidiana.

Pido a Dios te fortalezca en la tarea hermosa de despejar horizontes de sentido. Cualquier rumbo no da lo mismo.

Jesús nos conceda entrañas de misericordia. Otra vez: ¡Feliz Día!


+Jorge Lozano
Obispo de Gualeguaychú

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Primicia de la celebración en Belén de Escobar con las autoridades provinciales




Grandes celebraciones por los 100 años el Templo de la Natividad del Señor de Belén de Escobar declarado Co- Catedral en nombre de Benedicto XVI El 12 de abril del 2008 - Misa hoy Sábado a las 16

Por el Secretariado de Comunicación Obispado de Zárate-Campana

Hoy sábado 13 de septiembre a las 16 será celebrada una misa solemne en la Co- Catedral de la Natividad del Señor de Belén de Escobar, presidida por el Obispo diocesano, Mons. Oscar Sarlinga, donde se anunciarán las obras de restauración del templo co-catedralicio.

El templo en torno al cual nació la ciudad de Belén de Escobar, y donde fue sepultada su fundadora doña Eugenia Tapia de Cruz cumple en este año 2008 sus 100 primeros años. Y fue declarado "Co-catedral" de la Diócesis de Zárate-Campana, por Benedicto XVI el 12 de abril de este año. Y El 30 de mayo, con inmensa concurrencia de gente, se dio ejecución al decreto papal, anunciando oficialmente al clero y al pueblo la grata nocicia.

A la ceremonia de hoy sábado asistirán el secretario general de la gobernación de la Provincia de Buenos Aires, José Scioli, la ministra Álvarez Rodríguez, el director de culto, Enrique Moltoni, junto a otros funcionarios provinciales, y el intendente municipal de Escobar, Sandro Guzmán, quienes se reunirán antes en el Palacio Municipal, a las 15.30, desde donde concurrirán hacia la Co-Catedral.

También participarán de la misa las distintas colectividades de Escobar, la italiana con la presencia del Vice-cónsul, el Sr. Corillo, la colectividad portuguesa, la japonesa, la boliviana y la española, con sus representantes.

Durante la mañana y tarde del sábado, hasta la misa, se encontrará reunida en la ciudad toda la Cáritas diocesana, junto a los sacerdotes y el Obispo, a los fines de trazar las líneas de renovación de las actividades caritativas y sociales, en lo que se conoce como "la Caminata de Caritas".

Con el sentido de misión diocesana, y con el espíritu de la Misión Continental a la que llamó la Conferencia de los Obispos Latinoamericanos en Aparecida (Brasil), del 5 al 8 de septiembre, 350 jóvenes entre 18 y 24 años, de la "juventud misionera" de la diócesis de Zárate-Campana, estuvieron presentes en Belén de Escobar para misionar el centro de la ciudad y el barrio Philips, uno de los más humildes.

El Templo de la Natividad del Señor, que data de 1908, es el más grande de la diócesis, con capacidad para 900 personas, con 65 metros de largo en la nave. El interior, aunque necesitado de restauración al igual que todo el templo, está ornado con espléndidas imágenes francesas del siglo XIX.
Cuenta con una amplia casa parroquial, y un amplio salón de usos pastorales, con capacidad para 1500 personas contando ambas plantas.
Allí se realizan, de hecho, todos los principales encuentros diocesanos, sea de jóvenes, de catequistas, de los distintos movimientos o asociaciones de fieles, u otros que fueren, tanto por la espaciosidad del lugar como también por la privilegiada ubicación geográfica de Escobar y su fácil acceso por Autopista Panamericana.

LA FUNDADORA DE ESCOBAR

Doña Eugenia Tapia de Cruz es la fundadora del pueblo de Belén, hoy Ciudad Belén de Escobar Su acendrada fe religiosa fue inspiradora del nombre elegido para la nueva población, pues era devota del Niño Jesús, razón por la cual la primera capilla fue puesta bajo la advocación del Niño Dios nacido en Belén. Este nombre, además, se originó en la orden religiosa de los Padres Bethlemitas, quienes tenían a su cargo el Real Hospital de Nuestra Señora de Belén, que existió en la región hasta 1779.

En 1838, al morir su esposo, don José Antonio Cruz, Doña Eugenia se hace cargo de las tierras que pertenecían a la estancia y, en 1864, compra a sus hijos Cayetano, Dionisio, Pedro Celestino, José Galo, Juana, Trinidad y Marta los derechos sobre la propiedad heredada.

Dueña exclusiva del solar, lo hace mensurar, posteriormente, y lo divide en 80 manzanas, fundando, así, el pueblo de Belén, aprovechando algunas viviendas asentadas en el lugar, conocido anteriormente como "Valle de Santiago" o "Cañada" o "Isla de Escobar", en donde naciera Juan Mateo Gelves, granadero de l glorioso Regimiento que creara el General José de San Martín y que muriera en el combate de San Lorenzo.

Para ser destinadas a la futura iglesia y casa parroquial, plaza y edificios públicos, donó dos manzanas y, más adelante, la primera capilla de madera, que fue bendecida el 25 de diciembre de 1887.

Doña Eugenia Tapia de Cruz falleció el 15 de agosto de 1888. Cincuenta años después, por iniciativa de una comisión vecinal que presidiera del señor Francisco Lauría, sus restos fueron trasladados del cementerio de Pilar a su actual tumba en la iglesia parroquial de la ciudad fundada por ella. El nombre actual de la parroquia es "Natividad de Nuestro Señor Jesucristo". Belén de Escobar es cabecera del partido de Escobar, creado el 8 de octubre de 1959, por ley Nº 6. Busto de Doña Eugenia Tapia de Cruz

David Mesa Noack
Secretario de Comunicación Institucional del Obispado
Atención: lunes a viernes, de 9 a 13, líneas rotativas, interno 37

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

La Eucaristía y el matrimonio cristiano



Desde este amor conyugal sacralizado por el sacramento, se van sacralizando, santificando, cristificando como un carbón se va transformando en brasa…
Homilía 14.09.08

Por Mons. Miguel Esteban Hesayne


Partamos de lo que son: matrimonio cristiano---no una simple pareja humana.
En cuanto pareja humana tampoco son simple unión de dos cuerpos…
SON COMUNIÓN DE PERSONAS: viven un nuevo estado de vida: la vida matrimonial en clave de fe cristiana
Cuando comenzaron a celebrar el matrimonio cristiano en esa comunión de personas se hizo presente Jesús, que mediante el Espíritu Santo los selló en una nueva realidad de acuerdo al proyecto del Padre Dios desde toda la eternidad. Por eso la pareja humana se convirtió en matrimonio cristiano. Desde el instante del Sí mutuo, se hizo presente Jesús, transformando la sexualidad humana en misterioso simbolismo de comunión de personas: los dos en el Jesús Nupcial, en iglesia conyugal, en signo del Reino hacia cuya plenitud se encaminan como meta de felicidad eterna.
ESTÁN LLAMADOS A LA VOCACIÓN MATRIMONIAL:
Para vivir con mayor intensidad la comunión de personas… Dos en una carne.
Para amarse en forma creativa (familia) en forma solidaria (la sociedad)
El sacramento matrimonial lo siguen celebrando: se actualiza en cada acto de amor humano que Uds. historicen… vivan… hagan…Y acontece que historizan… viven… hacen… la comunión de los dos… logrando la unidad conyugal a través de una flor… un beso… una caricia… un “hola”… el acto conyugal como supremo gesto de comunión humana…


Y EN CADA EUCARISTÍA AL COMULGAR COMULGAN CON EL MISMO ESPÍRITU DE AMOR DEL PADRE Y DEL HIJO… SE SUMERGEN EN LA TRINIDAD PARA IR INTENSIFICANDO SU AMOR HUMANO CONYUGAL. La Eucaristía –muerte y resurrección de Jesús, “su” Pascua para nosotros, es la fuente y cumbre de todo amor. También del amor matrimonial. La comunión sacramental es un dejarse abrazar por el Fuego que Jesús vino a traer a la tierra… Y DESDE ESTE AMOR CONYUGAL sacralizado por el sacramento, se van sacralizando, santificando, cristificando como un carbón se va transformando en brasa… Como la Eucaristía es para el Matrimonio fuente y cumbre de vida matrimonial vivida en clave cristiana…, el matrimonio cristificado es cumbre y fuente de los demás amores... EL AMOR A HIJOS… EL AMOR PROJIMAL


La comunión de personas, vivida en matrimonio cristiano, en cada Eucaristía es una celebración pascual y es un más y más la realización de la pareja en Iglesia conyugal… Porque participando de la celebración eucarística se embeben más y más de comunión de amor divino mediante la comunión del Cristo nupcial. Son vasos comunicantes en todo… tanto más en la participación la muerte y resurrección de Jesús… se pascualizan… se santifican…el uno a favor del otro Suben a la Santidad Cristiana en tanto en cuanto se amen… viven así la Misión Cristiana en tanto en cuanto se amen…Y desde el amor esponsalicio van evangelizando… misionando… los ambientes que les toca vivir…, van salvando el mundo que les toque vivir…El ser es ya el hacer…


LA CONSAGRACIÓN SECULAR que se les ofrece a los matrimonios asociados al carisma del Instituto Cristífero, es abrirse a la irrupción del Espíritu del Cristo nupcial con el compromiso concertado de darse a la tarea espiritual que facilite la mayor comunión esponsalicia. La ceremonia es una explicitación de vivir el Matrimonio como vocación ante la comunidad cristiana
Vivan desde el “templo” de sus cuerpos santificados por la Palabra y el Sacramento Matrimonial y alimentados con el Cuerpo de Jesús, para construir la nueva Civilización del Amor, desde el amor de esposos. En ésto los reconocerán discípulas/os del Señor, CUMPLIENDO ASÍ, LA MISIÓN


Infórmese en http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

“Cruz Pascual”



El Señor reacciona ante el pecado del hombre con un ofrecimiento inaudito de misericordia y de perdón.Carta del Obispo de Posadas – Exaltación de la cruz - 14.09.08

Por Mons. Juan Rubén Martínez


En este domingo de “la exaltación de la Cruz”, el texto que leemos del Evangelio (Jn. 3,13-17), nos dice que el Hijo del hombre tenía que padecer la cruz para salvar al mundo: “…Así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga por él vida eterna. Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él”.

Durante varios domingos retomaré textos de una reflexión que realicé en la sesión inaugural de nuestro primer Sínodo Diocesano que hemos realizado el año pasado con motivo de la celebración de nuestro año jubilar, los 50 años de creación de nuestra Diócesis. Desde ya que la centralidad del Sínodo estaba en la persona de Jesucristo y el eje del mismo ha sido buscar caminos adecuados para responder en este inicio del siglo XXI, a aquello que es la razón de ser de la Iglesia: la evangelización.

Esta celebración de la exaltación de la cruz, nos pone ante la significación profunda, central que tiene el misterio de la Pascua en la fe cristiana. Desde el misterio del calvario, del sufrimiento y muerte del Hijo del hombre en la cruz y de la resurrección y Vida, comprendemos que sin esta inserción pascual en nuestra propia espiritualidad cristiana, que es el camino de identificación al amor donado y eucarístico de Jesucristo, difícilmente podremos tener una real comprensión del discipulado y misión que cada bautizado tenemos.

Considero que un texto de “Jesucristo, Señor de la historia” nos puede ayudar en nuestra reflexión. Este documento fue escrito con motivo de la celebración de los 2000 años del nacimiento del Señor y nos decía: “Para nosotros, cristianos no basta afirmar que nuestro origen está en Dios que nos ama. Creemos que ese amor del Padre Dios llegó a un extremo incomprensible, misterioso, deslumbrantemente bello. Nos envió a su propio Hijo, verdadero Dios, para que se hiciera verdadero hombre, con una carne como la nuestra, un corazón como el nuestro, una historia como la nuestra, sin caer en las miserias de nuestros odios, egoísmos y mezquindades. Es hombre verdadero, pero libre de pecado. Modelo perfecto de lo que el Padre quiere que seamos. En Él culmina el plan de Dios. Él es la plenitud del tiempo y el centro de la historia.

Sin embargo, el hombre rechazó su presencia y quiso eliminar su persona y su mensaje. Su amor por el hombre llegó a la “locura”, aceptó ser clavado en la cruz y entregarse por nosotros hasta experimentar el más amargo y profundo dolor. Así, su sangre derramada nos purificó de nuestros pecados. El Señor reacciona ante el pecado del hombre con un ofrecimiento inaudito de misericordia y de perdón.

Pero, el Padre no podía dejar al Hijo amado bajo el poder de la muerte. Y Jesucristo nuestro redentor resucitó. ¡Vive! Por eso su presencia también es una realidad para nosotros. Él visita la pobre existencia de cada ser humano para derramar la vida nueva del Espíritu Santo. Los que supieron descubrirlo reconocen que hay un antes y un después de haberlo conocido. Antes y después de Cristo la vida no es la misma. Así lo proclaman, por ejemplo, San Pablo, San Francisco de Asís, Edith Stein y tantos santos que han reflejado en su vida la presencia misericordiosa de Jesús” (J.S.H. 7).

En nuestra época corremos el riesgo de vaciar la fe cristiana mimetizándonos con una especie de humanismo, o bienestar excesivamente consumista de la época que busque alcanzar la “Vida”, sin la cruz y su significación en nuestra espiritualidad. Una suerte de humanismo sin “Pascua”. Esta singularidad Pascual de Jesucristo, hace que el solo “teísmo” no nos alcance para comprender el maravilloso regalo que nos hace Jesucristo, el Señor, de experimentar que Dios no es solo un concepto, una energía, un todo, sino que Dios es Padre.

En este domingo de “la exaltación de la cruz”, el Evangelio nos alienta a saber que nuestro Padre-Dios tanto amó al mundo: “que dio a su Hijo único para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna” (Jn.3,16). Esta certeza de Jesucristo, el Señor, será fundamental en estas reflexiones que profundizaremos ligadas a nuestro Sínodo y al documento de Aparecida que nos piden que nuestro tiempo necesita que los cristianos seamos verdaderamente discípulos y misioneros.

¡Un saludo cercano y hasta el próximo domingo!

Infórmese en http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Día del Migrante




Desgrabación de la Homilía del Sr. Arzobispo de Buenos Aires cardenal Jorge Mario Bergoglio s.j. en el Santuario Ntra. Sra. Madre de los Emigrantes con motivo de la celebración Eucarística del Día del Migrante


El pasaje de la carta de San Pablo a los romanos comenzaba con esta frase: “que la única deuda con los demás sea la del amor mutuo” (Rom 13, 8). Es decir, todos tenemos una deuda con los demás: Amar. Amar no es un deporte o solamente una virtud que unos pueden tener y otros no. No es un modo de proceder solamente, es una deuda. Una deuda existencial, de la misma existencia humana.

El que no ama no honra su deuda de persona. Quien no tiene su corazón abierto al hermano de cualquier raza, de cualquier nación, no cumple con su deber, y su vida termina siendo como un pagaré impago y es muy triste terminar la vida sin haber honrado la deuda existencial que todos tenemos como personas. El amor es algo concreto. Los conceptos no se aman, las palabras no se aman, se aman las personas.

El amor, al ser concreto, fija un trabajo concreto en favor de la persona. A favor del otro. Un trabajo, de acercarme al otro, abrir mi corazón al otro. Un trabajo de proximidad, un trabajo de condescendencia al camino del otro. Un trabajo mutuo de los ideales, de los puntos de vista. Es un gran respeto al Amor.

El respeto, es el trato considerado mas hondo a la dignidad de la persona. Hoy, día del migrante, miremos un poco a aquellos que no nacieron en esta tierra. Que vinieron. ¡Que sorpresa! Como el papá o la mamá de alguno de los que estamos aquí. Como mi papá. Vinieron por mucha razones, por necesidad de trabajo, o por persecución ideológica.

Tantas personas vinieron. Hoy debemos preguntarnos como honramos la deuda para con ellos. La deuda del amor, ¿qué hacemos por ellos? Y más en estos días donde la Iglesia quiere mirar al migrante, al migrante joven. Esa multitud de chicos y chicas que se desarraigan de su tierra para echar raíces en la nuestra. Les decimos “Trabajemos juntos para hacer un mundo posible”, (mensaje del Santo Padre Benedicto XVI por la jornada mundial del Emigrado y el refugiado 2008). Un mundo mejor que sea posible, un mundo de confidencia y de amor.

Ojalá pudiera detener aquí mi homilía. Pero la primera lectura del Profeta Ezequiel (Ez 33, 7 – 9), nos dice: “yo te he puesto como centinela”, es decir, a todos nos pone como centinela. Y como centinela tenemos que avisar cuando hay peligro. Antiguamente los centinelas que estaban en las ciudades, veían cuando había un peligro de vida. Para mí hoy corre peligro el cristiano, pues todo cristiano es centinela. Y hoy como cristiano tenemos que decir ¡cuidado! Cuidado que no te quiten la vida. Que no se creen situaciones de xenofobias entre nosotros. Todos sabemos que la xenofobia así se da.

Aquí parece que nadie odia al migrante. Pero está la xenofobia sutil, la que quizás, elaborada por nuestra viveza criolla, nos lleva a preguntarnos: ¿cómo los puedo usar mejor?, ¿cómo me puedo aprovechar de ésta o de éste que no tiene documento?, que entró de contrabando, que no se sabe el idioma, o que es menor de edad y no tiene quien lo proteja.

Si somos sinceros tenemos que reconocer que entre nosotros se da esa sutil forma de xenofobia que es la explotación del migrante. No se en otros lugares del país, no me gusta hablar de lo que no vi o sé. Pero en esta ciudad hay explotación de migrantes y de migrantes jóvenes. Más aun, hay otro escalón, hay trata de migrante jóvenes. Chicas y chicos que son sometidos a la trata o a la esclavitud, del trabajo a presión por dos pesos. A la esclavitud de convertirlos en mulita para transportar droga, a la esclavitud de la prostitución de jóvenes, que no tienen la mayoría de edad. ¡Esto se da en esta ciudad!

Algunos me dicen: “Sí Padre. Es que también los funcionarios no hacen nada”. ¡Vos que haces? Si no haces nada, ¡Chillale!, Reclamales, ¿pero vos que haces? Además de reclamar como hay que reclamar. ¿Pero que haces vos? ¿Cómo saldás la deuda del amor permitiendo que delante a tus ojos estén explotando estos tratantes de migrantes, y mas aun tratantes de jóvenes? Esto se da cerca. ¡Que no vengan con cuentos chinos! ¡Esto se da acá! Yo les confieso: cuando medito en esto, cuando lo veo, perdonen pero lloro. Lloro de impotencia. ¿Que le pasa a mi pueblo, que tenía los brazos abiertos para recibir a tantos migrantes y ahora los va cerrando y ha engendrado en su seno delincuentes que los explota, y los somete a la trata? ¿Qué le pasa a mi pueblo!? Hoy más que nunca necesitamos de centinelas, para que quitemos esto.

No solo no pagamos la deuda del amor, sino que de alguna manera los que no hacemos nada, entre comillas, somos cómplices de este delito tan, tan nefasto como es la explotación, la esclavitud, y la trata en nuestra ciudad. Somos cómplices por nuestro silencio, por nuestro no hacer nada, por nuestro no reclamo a quienes el pueblo ha ungido como responsable para solucionar. Por nuestra apatía.

Esta misa diremos sí a la multitud de jóvenes migrantes. Abramos el corazón, y abramos las entrañas de las manos. Recordemos que hay explotadores explícitos e implícitos. Los que callan y miran para otro lado, son explotadores implícitos. Recordemos que también nosotros, todos somos migrantes por que nadie se queda aquí para siempre y sería muy triste que cuando tenga que mostrar el pasaporte, te digan: “¡debe la deuda de su existencia!”.

Debe la deuda de ser hombre o mujer de bien. Debe la deuda del amor. Por que delante de sus ojos tu hermano era explotado y vos te callaste. Tu hermano era sometido a la trata y vos te callaste, tu hermano era esclavizado y ¡vos te callaste!

La misa es en acción de gracias. Demos gracias a Dios porque nos da su palabra. Pidamos que esa palabra nos mueva. A no ser menos pasivos frente a esta delincuencia que se ha instalado en nuestra ciudad y que mete a nuestros hermanos migrantes, menores de edad, en la picadora de carne.

Que así sea.

Buenos Aires, 07 de septiembre de 2008.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

El Mundo, su cultura



Cuando Jesús dice “Yo soy la Vida”, es como si te dijera: “si vos me seguís vas a experimentar una plenitud de sentimientos y una intensidad de vivencia que jamás imaginaste”.


Por el Ing. Juan C. Starchevich - Charata - Chaco

El espíritu del Mundo, la materia, forman parte de una dimensión del pensamiento sincero y totalmente lógico. Un mundo sin Dios, sin leyes, sin padres, sin controles. Libertades lógicas y sinceras.

Anarquía deseada para experimentar lo humano; para abrir de par en par las puertas de las pasiones; para derretirse en el deleite que excitan los instintos. Libertad, libertad y más libertad. Es hermoso hacer lo que uno quiere; desde muy pequeños, en la adolescencia, juventud, en las edades adultas, y hasta en la propia vejez.

¿Por qué se les exige a los niños la educación escolar? Puede ser traumatizante, pues lo más propio para ellos es jugar, divertirse con sus amiguitos. Desde el punto de vista del Mundo, se está ejerciendo una terrible violencia para ellos en precipitarlos con exigencias impropias a su propia naturaleza del deseo y sus instintos.

A los adolescentes, desde este mismo punto de vista, es muy racional y fuera de todo tipo de discusión que es muy malo impedir, por cualquier medio, su propia libertad sexual. Entonces, desde este mismo punto de vista, debemos acompañarlos para que esa libertad la realicen de un modo más ordenado, pero..., otra vez, ¡malditas reglas!, y ¡maldita suerte!, ¡se encuentran en el más alto grado de fertilidad!

Los adultos también tienen el derecho a disfrutar de su propia libertad y, desde el punto de vista del mundo, se pregunta ¿Hasta cuando la religiosería? ¿Qué tiene que ver esto con los que no creen? El mundo avanza, la tecnología evoluciona; el hombre de mundo va cambiando. Se ha globalizado un nuevo modelo humano, el hombre del mundo de hoy, de logros individuales, sin ataduras a nadie ni a nada.

Desde este punto de vista es muy racional y fuera de todo tipo de discusión lo aberrante e inaceptable concepto del matrimonio perpetuo. ¿En que se basan las leyes para obligar a las personas a estar atadas para siempre? ¿Por qué no se puede desarrollar la propia felicidad individual? ¿A quién le importa el matrimonio de uno?; por otro lado, ¿Por qué se prohíben los abortos? ¡Es una decisión personal! ¿Por qué se legisla en contra de voluntades individuales?

Según el punto de vista del mundo y su espíritu esto es totalmente correcto, es totalmente racional según esta dimensión del pensamiento, sin Dios, sin creencias inmateriales, pues el mundo no está sujeto a las leyes de Dios, por lo tanto no tiene obligación de cumplirlas. Además de ello, si hacemos un poco de historia, podemos notar que Dios no dio sus leyes al mundo, sino a su pueblo. Esto está escrito en La Biblia cuando Moisés y El Pueblo de Dios emprendieron el Éxodo en busca de la Tierra Prometida, promesa de Dios a “su Pueblo”.

Al pueblo sin Dios se lo denomina Pueblo Pagano, sin leyes de Dios ni sus promesas, sin obligaciones ni derechos, sin evolución humana.

Al Pueblo de Dios, luego de Jesucristo, se le suma otra promesa, el Espíritu Santo, otra dimensión del pensamiento. Una dimensión que precipita al hombre y lo lanza hacia el propio Dios, que sin dejar de ser quien es, ahora se ha transformado en El Padre, y su pueblo en sus hijos.

Cuando Jesús dice “Yo soy la Vida”, es como si te dijera: “si vos me seguís vas a experimentar una plenitud de sentimientos y una intensidad de vivencia que jamás imaginaste”.

Esta es la razón fundamental que muchos cristianos irrumpen en el mundo con cosas que el mundo no comprende. Es para que el mundo forme parte del Pueblo de Dios en Cristo, para así tener la Esperanza en sus promesas.

Un ejemplo: Si una persona sabe que otra va a morir en un accidente, ¿no haría todo lo posible para evitar ese viaje?

El cristiano molesta en el mundo porque no quiere que muera, no quiere que sufra, desea que también sea un ciudadano del infinito.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

El sábado 13 en el Hogar Escuela: Monseñor Stanovnik realizará el lanzamiento del Año Paulino

Los cristianos de todo el mundo, conmemoran los dos mil años del nacimiento del San Pablo, en Tarso. Este Jubileo, se inició el 28 de junio de este año, y se extenderá durante un año, culminando oficialmente el 29 de junio de 2009

El próximo sábado -13 de septiembre- monseñor Andrés Stanovnik realizará el lanzamiento en la Arquidiócesis de Corrientes. Será a través de una exposición donde hará una reseña de la figura del Apóstol y la trascendencia de su legado para la Iglesia.

El lanzamiento se efectuará en el salón auditorio del Hogar Escuela (Av. Pedro Ferré 2755), de 16 a 18. En consonancia con la preparación para el centenario de la creación de la diócesis, se ha elegido un lema: “Discípulos y misioneros de Jesús, con San Pablo, junto a la Cruz”.

En la oportunidad habrá dos disertaciones, la primera, a cargo del monseñor Andrés, será “Indulgencias: un tesoro espiritual en el Centenario…¿para qué sirven?. La segunda en tanto, estará a cargo del padre Roberto Pini y será “La teología del Apóstol Pablo”.

¿Qué es el Año Paulino?
Los cristianos de todo el mundo, conmemoran los dos mil años del nacimiento del San Pablo, en Tarso. Además de celebrar su vida en si mis, se resalta su legado, su gesta epistolar y su ejemplo de evangelización.

Este Jubileo, se inició el 28 de junio de este año, y se extenderá durante un año, culminando oficialmente el 29 de junio de 2009. Tiempo durante el cual en cada Iglesia particular se desarrollarán una serie de celebraciones litúrgicas, de eventos culturales y ecuménicos. Habrá miles de iniciativas pastorales y sociales a nivel mundial, todas ellas inspiradas en la espiritualidad paulina.

Anuncio oficial

Fue el Papa Benedicto XVI quien anunció oficialmente la celebración de este año jubilar dedicado a San Pablo, fue durante la celebración de las Primeras Vísperas de los Santos Pedro y Pablo, en la Basílica de San Pablo de Extramuros en Roma.

Este "Año Paulino", explicó el Papa, "podrá desarrollarse de modo privilegiado en Roma", ciudad en donde está ubicada la basílica dedicada al Apóstol de Gentes, bajo cuyo altar mayor se conserva el sarcófago con sus restos.

Sin embargo, explicó: "En cada parte del mundo, iniciativas análogas podrán ser realizadas en las diócesis, en los santuarios, en los lugares de culto por parte de las instituciones religiosas, de estudio o asistencia, que llevan el nombre de San Pablo o que se inspiran en su figura y sus enseñanzas", afirmó Benedicto XVI.

Decreto de Monseñor Andrés para acceder a las Indulgencias

Mediante un Decreto, el Arzobispo de Corrientes, explica a todo el Pueblo de Dios de la Arquidiócesis las disposiciones para acceder a las indulgencias que la Iglesia concede por el Año Paulino, con ocasión del bimilenario del nacimiento de san Pablo. Estas Indulgencias tienen por objetivo “impulsar en sumo grado la purificación interior, exaltar la vida sobrenatural en el corazón de los fieles y estimular a dar frutos de buenas obras”.

En una carta enviada a toda la Arquidiócesis, monseñor Andrés expresó, al iniciarse el Jubileo en el mes de junio, que: “Es conveniente tener en cuenta el sentido general de la celebración a fin de disponernos convenientemente para recibir la gracia de la Indulgencia”. En ese momento aclaró que las indulgencias podrán ganarse desde el sábado 28 de Junio (2008) hasta el 29 de Junio del año próximo.

Condiciones generales

Las condiciones generales para recibir las Indulgencias plenarias son: confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Sumo Pontífice (Padrenuestro, Avemaría, Gloria y el Credo).

El Papa concede Indulgencias plenarias para los días de la inauguración solemne (el domingo 29 de junio del corriente, y su víspera) y la clausura del Año Paulino (29 de junio de 2009).

A las condiciones mencionadas se debe agregar la participación devota en una función sagrada o en un ejercicio piadoso realizado públicamente en honor del Apóstol de los gentiles en todos los lugares sagrados.

Asimismo, para recibir las Indulgencias en los demás días del Año Paulino el Arzobispo indica lo siguiente:

En primer lugar, designa los lugares donde realizar lo que llamamos la obra de la Indulgencia. En la ciudad de Corrientes: “Iglesia Catedral”, Vicaría “San Pablo”, “San Pantaleón”, “Santa Catalina de Alejandría”, “Nuestra Señora de Itatí”, y “San Jerónimo”. En el interior: en todas las sedes parroquiales.

En segundo lugar, dispone que los días, para ganar las Indulgencias, sean los domingos y fiestas de guardar.

Y en tercer lugar, indica como obra la lectura y reflexión, personal o comunitaria, de un capítulo de una de las cartas del Apóstol San Pablo en los lugares designados.

Los fieles cristianos podrán lucrar la indulgencia plenaria para sí mismos o aplicarla por los difuntos, cuantas veces se realicen las obras indicadas, respetando la norma según la cual solamente se puede obtener la indulgencia plenaria una vez al día.

Impedidos y enfermos

Los fieles impedidos por la enfermedad o por otra causa legítima y relevante podrán ganar también la indulgencia plenaria, con tal que se unan espiritualmente a una celebración jubilar en honor de san Pablo, ofreciendo a Dios sus oraciones y sus sufrimientos por la unidad de los cristianos.

Sentido de las Indulgencias
En mayo de este año la Penitenciaría Apostólica dio a conocer las disposiciones para ganar las gracias de las Indulgencias en el Año Paulino. Transcribimos dos párrafos que iluminan el sentido de las mismas.

“El Sumo Pontífice, impulsado por su solicitud pastoral, quiere proveer oportunamente a los tesoros espirituales que se han de conceder a los fieles para su santificación, de modo que puedan renovar y fortalecer, con mayor fervor aún en esta piadosa y feliz ocasión, propósitos de salvación sobrenatural ya a partir de las primeras Vísperas de la recordada solemnidad, principalmente en honor del Apóstol de los gentiles, de cuyo nacimiento terreno están a punto de cumplirse dos mil años”.

“En verdad, el don de las indulgencias, que el Romano Pontífice ofrece a la Iglesia universal, allana el camino para alcanzar en sumo grado la purificación interior que, rindiendo honor al bienaventurado apóstol san Pablo, exalta la vida sobrenatural en el corazón de los fieles y los estimula a dar frutos de buenas obras”. (Penitenciaría Apostólica, 10 de mayo de 2008)

:: Sabado 20 y Domingo 21 de septiembre: XXIX Peregrinación Juvenil del NEA a Itatí

Los días 20 y 21 de septiembre de 2008 se desarrollará la XXIX Peregrinación Juvenil del Nea a Itatí, acontecimiento de fe que convoca a más de 200 mil jóvenes de las nueve diócesis de la región (Iguazú, Posadas, Santo Tomé, Goya, San Roque, Resistencia, Formosa y Corrientes). Luego de dar la bendición a los peregrinos, el Arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik acompañará caminando a los jóvenes durante los 72 kilómetros que separan la Rotonda de la Virgen –lugar de la partida- de la Basílica.

Si bien la organización pastoral la comparten los equipos juveniles responsables de cada diócesis, la Arquidiócesis de Corrientes por ser la anfitriona tiene a su cargo la Coordinación General, principalmente en lo que respecta a los aspectos de Logística.

El padre Ariel Weimann, párroco de “Nuestra Señora del Valle”, co-asesor de Pastoral de Juventud de Corrientes y encargado de la coordinación de esta manifestación de fe, expresó que es importante que los peregrinos se preparen previamente, especialmente en los aspectos espirituales que categorizó de “fundamentales, pues allí reside el sentido del caminar. No se trata de una competencia de rapidez o resistencia, sino de una demostración de entrega y amor a nuestra Madre. Es necesario volver al sentido profundo del peregrinar”

El horario oficial de salida de los caminantes -el sábado 20-, es a las 15, previa bendición de los peregrinos, frente a la ERAGIA, sobre ruta 12.

Como todos los años durante la Misa Central -el domingo 21 en la Basílica a las 9- los participantes de esta peregrinación leerán un Manifiesto. En este escrito los jóvenes señalan sus inquietudes y preocupaciones sobre la realidad de que viven en la región y en el pías, tanto en el ámbito social, económico y espiritual.

La Eucaristía será presidida por monseñor Andrés y la predicación estará a cargo del Obispo de la Diócesis de Santo Tomé, monseñor Hugo Santiago.

El espíritu de la caminata

El lema elegido para este año, para iluminar el peregrinar es: “Con María, vamos por mas humanidad”.

Más allá de que la caminata implique un enorme sacrificio físico para los peregrinos, el espíritu de esta manifestación de fe tiene más que ver con la entrega del corazón, llevando en el esfuerzo cada una de las intenciones y agradecimientos que se vana a dejar a los pies de la Virgen Morena.

En esta ocasión, el objetivo general es el de descubrir que caminar a la casa de María, es caminar a la casa de una madre tierna que quiere llevarnos a Jesús.

Las intenciones
Todos los años, la peregrinación tiene tres intenciones por la que se pide a los fieles rezar de manera especial, en esta oportunidad se le ha agregado una más, vinculada a la coyuntura que vive el país.

Este año se pedirá por: los jóvenes, para que en nuestro caminar como discípulos-misioneros, hagamos presente la imagen de Jesús en nuestra realidad humana; por las familias, para que contemplando los valores del hogar de Nazareth, se transformen en “Escuelas de humanidad”; por las vocaciones, para que con María descubramos el proyecto de vida al servicio de la humanidad, construyendo el Reino de Jesús. Y al rezar por la Patria, se hará pidiendo para que el diálogo y la participación, inspiren la búsqueda del bien común y la unidad de todos los argentinos.

Mayores informes: padre Ariel Weimann, teléfono 03783-15513034, Omar, teléfono 03783-15656235

:: Sábado 13: Monseñor bendecirá a los jóvenes de la Peregrinación a Itatí

En preparación a la XXIX Peregrinación del Nea a Itatí, monseñor Andrés Stanovnik presidirá este sábado una santa Misa especialmente para todos los jóvenes que participaran de esta importante manifestación de fe.

La celebración de la Eucaristía será en la Parroquia “Santísima Cruz de los Milagros” a las 19.

Cabe aclarar que antes, desde las 18, se expondrán unas imágenes sobre la importancia de la preparación espiritual de quienes peregrinarán, y también acerca de las precauciones que se deben tener para realizar el esfuerzo de caminar los 72 kilómetros que separan corrientes de Itatí, para preservar la seguridad de cada uno de los caminantes.

Luego se oficiará la santa Misa y finalmente se desarrollara un Festival de Música Cristiana, en el que se presentaran los distintos grupos que integran la Red de Artitas Católicos –ARCA-.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

lunes, 1 de septiembre de 2008

Fiesta de San Ramón Nonato

¡Y ojalá se nos caiga alguna lágrima al pensar en tantos chicos explotados, en tantos chicos usados, en tantos chicos esclavos!
Homilía del cardenal Jorge Mario Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, en la Fiesta de San Ramón Nonato (31 de agosto de 2008)

Jesús estaba con los apóstoles y acababa de ungir a Pedro como el jefe, después Jesús les dice: “Anden con cuidado, para que sepan la que me espera: yo voy a ir a Jerusalén, me van a insultar, me van a poner preso, me van a torturar, me van a crucificar, y me voy a morir, y el tercer día voy a resucitar.” Y Pedro, que se le habían subido los humos a la cabeza por que había sido elegido jefe, lo llamó aparte, dice el evangelio, y le dijo: “No señor, por aquí no va el camino” y Jesús lo saca corriendo. Le dice: “Apartate de mi Satanás, por que lo que estás diciendo no es de Dios”. Y después Jesús dice, “Mi camino, es el de la predicación de la Buena Noticia, predicación de la verdad, y hay gente que no le gusta eso, igual voy a ser insultado por eso. El que quiera ir detrás de mí, sepa que le puede pasar lo mismo, y si alguien quiere cuidarse tanto, como vos Pedro ahora, que no querés arriesgar el pellejo, tu vida no sirve para nada. El que cuida de su vida la pierde, en cambio el que entrega su vida anunciando la verdad del Evangelio, la gana”.

Cuando escuchaba el Evangelio, pensaba en estos quince años del Santuario. Fiesta de quince hoy ¡eh! Quince años de Santuario luchando por la vida. En un mundo donde no se quiere oír hablar de vida, o al menos hasta ahí nomás. Hay países donde no nacen chicos, donde tienen el 1% de natalidad, de vida nueva, entonces van envejeciendo, envejeciendo.

Los chicos molestan ¿o no? ¿Cuántas veces tenés que levantarte vos de noche para darle de comer?, ¡mejor dormir!. Y sin embargo… ¡qué lindo que son los chicos! Los chicos cuando crecen un poco arman lío, y a uno lo sacan de las casillas, pero ¡qué lindo es el lío de los chicos! Los apóstoles cuando los chicos hacían lío alrededor de Jesús, los sacaban y Jesús dijo: “No, déjenlos que vengan”. Jesús quería la vida de los chicos. La gente que tiene la mentalidad cómoda no quiere chicos, los chicos molestan: “Yo quiero vivir bien, quiero dormir bien, pasar mis vacaciones bien, pasarla bien, no tener preocupaciones”. Hay en todo el mundo mucha gente que excluye a los chicos, no entran en su proyecto de vida, y este Santuario hace 15 años que esta luchando por los chicos. Nosotros estamos en este Santuario, luchando por estas mamás, por estos papás, que quieren tener un chico y no pueden, no viene, no viene y no viene. Y cuando están viniendo, los acompaña, para que el chico venga bien. Están luchando para cuidar.

Hoy cuando venía en el colectivo, había un matrimonio y la abuela, sería del bebé, y me mostraban los escarpines: Era una insignia de victoria, Un escarpín es una manera de victoria, por que es decir “quiero chicos”.

Bueno hay un grupo de gente en todo el mundo que no quiere chicos, pero hay otro grupo peor aún: los usa, los esclaviza. Hay chicos esclavos en el mundo, chicos esclavos por la droga, los usan de “mulitas” para llevar droga, chicos esclavos en los talleres clandestinos que trabajan por un sandwich de mortadela. No hace mucho encontraron uno cerca de aquí, y hace unos seis meses… ¿Se acuerdan esos seis chicos esclavos que murieron en un taller clandestino en Caballito? Porque mientras los papás trabajaban los bebés estaban como en una jaula, y ahí murieron en el incendio. Chicos esclavos que los hacen tirar un carro con cartones, que son explotados por la mafia de los cartoneros. En Bs. As. está prohibida la tracción a sangre: Si van en un carrito con cartones tirado por un caballo o mula, lo decomisan, pero el carrito lo tira un chico, un chico de diez, once años…. Lo he visto muchas veces en el centro. Chicos usados por las pandillas de arrebatadores que los preparan para arrebatar y salir corriendo. ¿Quién va a agarrar un chico de 8 años corriendo? Chicos esclavos, chicos que caen en la trampa de la prostitución, que son objetos de abuso, de uso. Y dicen también: “chicos vendidos para transplantes”.

Y como si esto fuera poco; hay gente que en vez de ocuparse en todo el mundo de solucionar esta trata de chicos, esta trata de la vida, todavía piensan como hacer nuevas disposiciones, nuevas leyes para que los chicos no vengan sino que los matemos mientras están en el seno de la madre. Esto está pasando hoy en día. Y si uno grita le dicen “anticuado”. Y hace quince años que estamos gritando, hace quince años que este Santuario tiene la tentación, quizás la que tuvo Pedro: “Bueno, no hagamos mucho lío, no sea que nos traiga problemas”, o la que tuvo Jeremías, cuando le dice al Señor en la primera lectura: “Me sedujiste Señor. ¡qué bien estar con vos!, pero tengo un fuego adentro que me obliga a gritar”. Hace quince años que queremos contagiarnos, ustedes a nosotros, nosotros, los que estamos en el altar a ustedes, contagiarnos mutuamente por el amor a la vida, el amor a los chicos.

El año pasado hablé de las dos puntas de la vida ¿se acuerdan? de los chicos y los ancianos. Hoy quiero hablar de los chicos, los chicos que están usados. Se experimenta con los chicos. ¡Se experimenta hasta en planes de educación! a ver como sale o como no sale… si salió mal serás un inútil toda tu vida. Chicos que no tienen las proteínas suficientes los dos primeros años de su vida y quedan subdesarrollados, y para lo único que sirven cuando sean grandes será para llevar un ladrillo de acá a acá.

Hoy cumplimos 15 años luchando por la vida, todos, todos, todos los que venimos acá, todos. Los que venimos acá, todos felicitémonos. ¡Vale la pena! ¡no es perder el tiempo!, es luchar por lo mejor que Dios nos dió, es luchar por aquellos que Jesús dijo que tenemos que imitar para entrar al Reino de los Cielos, “si no se hacen como uno de esos chicos no van a entrar en el Reino de los Cielos”, es luchar para tener el alma de niño, alma abierta. Es clamar a Dios por todos esos chicos explotados, esclavizados, usados.

Hoy en la misa tengamos los dos sentimientos: el sentimiento de alegría por que estamos luchando por la vida. Felicitémonos mutuamente por que estamos en esta causa pero también el sentimiento de dolor y de tristeza. ¡Y ojalá se nos caiga alguna lágrima al pensar en tantos chicos explotados, en tantos chicos usados, en tantos chicos esclavos!

Jesús lo escuchó a Pedro y lo sacó corriendo por que Pedro no quería lío en la vida. Sepamos que si luchamos por la vida y los chicos vamos a tener lío. Nos van a decir “anticuados”, “santurrón” “chupacirios”, todo les vana de decir, pero el premio es ese: tener un chico en los brazos, la ternura de Dios hecha persona. Con sólo contemplar un papá o una mamá con un chico en brazos nos de ánimo a seguir luchando por esta vida quince años más. Que así sea.

Card. Jorge Mario Bergoglio SJ, arzobispo de Buenos Aires


Un envío de Prensa Arzob. de Buenos Aires.
Fotos: AICA / Federico Herreros

Suscripción a ed.dia7@gmail.com